10 razones para utilizar el vídeo en la formación

El vídeo se ha convertido en el formato rey en internet y también en la educación, gracias a su capacidad para captar la atención del espectador y mejorar la asimilación de la información

10 razones para utilizar el vídeo en la formación
26/07/2016 · The Homuork Team

“Luke, yo soy tu padre”. ¿Quién no ha puesto todo su empeño en imitar la voz metálica de Darth Vader y reproducir esta frase? Forma parte de la que, sin duda, es una de las escenas más emblemáticas de la historia del cine. ¿Pero recordaríamos igual esta línea si en lugar de aparecer en una película formara parte de un libro? Tal vez los fans más acérrimos de La Guerra de las Galaxias la tendrían grabada a fuego en su memoria, pero no se habría convertido en una cita universal.

El vídeo es el formato más atractivo para el espectador: capta mejor su atención y le aporta una información que es capaz de asimilar con mayor facilidad. A pesar de sus ventajas, la educación ha tardado en incorporarlo como material formativo, pero eso está cambiando.

Estas son solo 10 razones para convencerte de que el vídeo es la herramienta más poderosa que puedes encontrar para la formación de tus trabajadores. Por si aún tenías dudas:

1.- Aumenta el interés en el contenido: se trata del formato que más crece en Internet, con mucha diferencia. Y el motivo no es otro que la buena respuesta que los usuarios tienen ante el vídeo. Dos cifras para demostrarlo: actualmente se suben más de 100 horas de vídeo al minuto a la red, y en 2018 se estima que el 80% de los contenidos existentes en Internet serán audiovisuales. ¡Es una apuesta ganadora!

2.- Predispone al usuario: según un estudio de la consultora Forrester, el 75% de los empleados están más dispuestos a ver un vídeo que a leer un texto. A partir de aquí, el trabajo es nuestro: tenemos 10 segundos para captar la atención del espectador. El 20% de los usuarios abandonarán el vídeo si no los seduces en esos 10 segundos, y un tercio más desparecerá a los 30 segundos. ¡Sé imaginativo!

3.- Facilita la asimilación de conceptos: no lo podemos evitar: nos sentimos atraídos por la información audiovisual. Y en parte es porque asimilamos mejor la información. Los estudios indican que recordamos el 80% de lo que vemos, muy por encima del 20% que retenemos de las lecturas y del 10% de lo que escuchamos.

4.- Permite diferentes ritmos de aprendizaje: se acabaron los tiempos en los que si no entendías la lección del profesor simplemente te quedabas atrás. Las cápsulas de vídeo no se van a mover de donde están. Si no has entendido cómo compartir tu calendario virtual simplemente recupera el tutorial y ponte al día. Quizás tu compañero ya ha cerrado el curso, pero eso ya no te tiene que preocupar.

5.- Es atemporal: muy ligado al punto anterior. La clase de marketing digital está allí para cuando la necesites. Acaba con lo que tengas que hacer, despeja la mente y, cuando estés preparado, dale al play.

6.- Es multiplataforma: seguimos vinculando nuestro trabajo a estar sentados delante del PC, pero nuestra realidad como usuarios está ligada a los dispositivos móviles. El 41% de los internautas ya consumen los vídeos en sus smartphones y el 32% lo hace en tablets. La formación en vídeo se adapta a estas necesidades. Descárgate tu tutorial y míralo en trayecto diario en tren.

7.- Fomenta la participación de los usuarios: los cursos en vídeo están ligados a plataformas online que fomentan la participación de los usuarios que, por otra parte, responden activamente. El formato vídeo, además, activa la participación y compartición de la información: se trata del formato más compartido en redes, hasta 12 veces más que los textos.

8.- Reduce costes: ponte en la piel del director general de una gran multinacional que pretende formar a los trabajadores de cada una de las filiales de la empresa en los cinco continentes. Puede optar por buscar un formador en cada país para encargarse de la formación o preparar un solo curso online con vídeos que puede subtitular y distribuir por todo el mundo. ¿Qué opción crees que escogerá? El vídeo también permite incluir mucha más información en menos tiempo. Según un estudio de Forrester Research, un minuto de vídeo equivale a 1,8 millones de palabras escritas. Necesitaríamos 150 días de escritura para lograr el mismo usuario que con un único minuto de vídeo.

9.-. Llega a mucha más gente: el vídeo ha revolucionado el sector de la educación. Un profesor con canal Youtube ya no tiene 30 estudiantes, tiene millones. El pionero fue Salma Khan, conocido como el profesor de los 26 millones de alumnos y que articula sus clases a través de la Khan Academy. Llevado a la empresa, con el vídeo nuestras sesiones formativas ya no estarán dirigidas a los pocos trabajadores que puedan asistir. Estarán disponibles en nuestra plataforma de formación online para todo aquel que quiera consultarlas.

10.- Su valor va mucho más allá de la formación: una empresa que apuesta por la formación en vídeo fortalece su imagen corporativa y muestra voluntad de innovación.

El vídeo nos permite ofrecer una formación ágil, de fácil digestión y propensa a ser compartida. Apuesta por este formato y…que la fuerza te acompañe. 

hmk

The Homuork Team