5 mujeres que rompieron las jerarquías de género

Aún hoy existen espacios que parecen reservados para hombres. Sin embargo, encontramos casos de mujeres capaces de sobresalir en contextos masculinizados

5 mujeres que rompieron las jerarquías de género
21/12/2016 · The Homuork Team

En las semanas previas a la celebración del Maratón de Boston de 1967, la organización de la carrera recibió la inscripción de K. Switzer. Una más entre las miles de solicitudes que llegaban, si no fuera porque quien se escondía detrás de la K era Kathrine Switzer, una joven de 20 años dispuesta a competir en un evento que, entonces, era exclusivo para hombres. Switzer pudo disputar los primeros quilómetros con normalidad, hasta que el comisario Jock Semple se fijó en la corredora con el dorsal 261 y se lanzó a por ella, tratando de echarla a empujones de la carretera. Solo la solidaridad y protección de sus colegas corredores le permitió convertirse en la primera mujer con dorsal que completó el Maratón de Boston.  

Tendemos a pensar que estas situaciones de desigualdad ya no se dan, pero los datos evidencian que aún hay espacios casi vetados para ellas: según cifras de Naciones Unidas, las mujeres solo suponen el 22,1% de las representantes políticas del mundo. A nivel empresarial, tan solo ocupan el 18% de los puestos directivos, una cifra que se mantiene prácticamente inamovible desde 2002. Y en el tercer sector, las mujeres en puestos de responsabilidad solo suponen el 20%.

Estas son cifras generales, pero no es difícil dar con decenas de situaciones en las que ver a una mujer al mando aún se nos hace extraño, ya sea por condicionantes sociales o geográficos. Nos cuesta imaginar una mujer dirigiendo una empresa tecnológica, sobresaliendo a nivel mediático a la altura de los mejores futbolistas del mundo, o presidiendo la mayor potencia mundial.

Por suerte, empiezan a abrirse camino algunas pioneras que, como Switzer, están rompiendo los vetos y las jerarquías de género para liderar desde posiciones que, hasta hace poco, parecían impensables. 

Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook

La actual directora operativa de Facebook es todo un referente en un mundo tan masculinizado como el de las nuevas tecnologías. Si pensamos en los CEO de las tecnológicas nos vienen a la cabeza nombres como el de Tim Cook en Apple, Jeff Bezos en Amazon o el propio Mark Zuckerberg en Facebook. Sheryl Sandberg entró en Facebook después de años dirigiendo el área de ventas y publicidad de Google. Desde 2008 se ha encargado de convertir una herramienta cool como Facebook en una máquina de hacer dinero a través de la publicidad.

Al margen de su carrera en la compañía, Sandberg es un referente en materia de igualdad de género y empoderamiento femenino gracias a su trabajo al frente de la organización Lean In, un proyecto que tiene origen en el best-seller homónimo escrito por la propia Sandberg y que sirve de inspiración y apoyo a las mujeres para lograr sus objetivos, incentivando el liderazgo femenino. 

Malala Yousafzai, Premio Nobel de la Paz 2014

¿Qué alternativas le quedan a una chica de 11 años que vive en una región de Pakistán controlada por los talibanes y que tiene prohibido acudir a la escuela por el simple hecho de ser mujer? Plantar cara. Así lo hizo Malala, quien durante  un tiempo se expuso ante los medios occidentales para dar a conocer la situación en el Valle de Swat y su visión sobre la promoción de la educación entre las mujeres del lugar. Con solo 15 años fue víctima de un atentado que casi acaba con su vida.

Lejos de terminar con su lucha, Malala retomó con más fuerza que nunca su discurso sobre el acceso a la educación, con discursos en fórums tan emblemáticos como la sede de Naciones Unidas. En 2014, Malala se convirtió en la galardonada más joven de la historia de los Nobel tras ser reconocida con el Premio Nobel de la Paz. Sin duda, una de las voces más influyentes del mundo. 

Hu Xiaolian, directora del Banco Popular de China

Quizás no sea la más conocida de la lista, pero su nivel de responsabilidad es difícilmente equiparable. Hu Xiaolian dirige el Banco Popular de China desde 2005 y forma parte del Comité Central del Partido Comunista del país. La suya es una historia de constancia y esfuerzo. Tras destacar en sus años como estudiante en la Universidad de Tsinghua inició su carrera desde los eslabones más bajos de la Administración Estatal para el Cambio de Divisas (SAFE) y necesitó hasta 20 años de trabajo para escalar hasta lo más alto del escalafón de la entidad.

En las pocas declaraciones que ha dado en público ha expuesto su máxima sobre el “esfuerzo y el emprendimiento” como la base para el crecimiento. Su papel fue clave para mantener estables los activos y las divisas extranjeras ubicadas en el país tras la crisis de 2008. Medios como The Wall Street Journal la señalan como una de las mujeres más influentes del mundo. 

Arianna Huffington, fundadora de The Huffington Post

Si hay una mujer destacada en la dirección  de los medios de comunicación, es Arianna Huffington. Criticada a menudo por el conservadurismo de sus ideas políticas y por el modelo de periodismo que instauró desde la fundación de The Huffington Post en 2005 –basado en la colaboración gratuita de centenares de bloggers y el fichaje de firmas estrella-, lo que nadie pone en duda es su papel en la transformación de la comunicación digital.

The Huffington Post unió por primera vez los conceptos agregador de noticias, blog y periódico online para sacudir el sector y acelerar la adaptación de los medios de comunicación al entorno digital. Con decenas de ediciones repartidas por todo el mundo y situado entre las páginas más visitadas en la red, The Huffington Post es ya un modelo de negocio exitoso y Arianna Huffington una de las voces más influyentes en el sector de los mass media. 

Saideh Ghods, fundadora de The MAHAK Society

Las experiencias personales son uno de los motores de las grandes iniciativas. La vida de la iraniana Saideh Ghods cambió cuando a su hija de dos años le detectaron un cáncer. La situación desesperada le hizo tomar una determinación: si su hija sobrevivía, dedicaría su vida a ayudar a los niños con cáncer y a apoyar a sus familias.

De esa promesa nació MAHAK, la asociación de apoyo a niños con cáncer que empezó a nivel local y que hoy es ya todo un referente a nivel internacional. En paralelo, Ghods ha lanzado diversas ONG’s para promover la investigación del cáncer en Irán. Por cierto, la hija de Ghods superó su enfermedad y llegó a cursar el MBA de Stanford University. En un futuro no muy lejano promete seguir los pasos de su madre y ser una de las mujeres a seguir en el mundo.

Consulta los contenidos del MOOC ‘Mujeres y liderazgo’ y descubre más casos de mujeres que se han convertido en un referente en sus sectores. 

hmk

The Homuork Team