5 tendencias del e-learning para 2017

El sector de la educación online ha evolucionado siguiendo las tendencias tecnológicas y de consumo

5 tendencias del e learning para 2017
25/05/2017 · The Homuork Team

Con la universalización de internet y el boom del vídeo como el gran formato de consumo de contenidos, el e-learning ha experimentado una evolución que le ha situado como una de las opciones de formación predilectas para los usuarios. De hecho, según las estimaciones de la Online Business School, en 2019, el 50% de las clases de educación superior serán online.

Año tras año, el sector introduce novedades que enriquecen tanto la oferta como el formato y, en este 2017, se están dibujando las tendencias que marcarán el sector durante los próximos años. 

1. Social e-learning

El e-learning no puede escapar de las dinámicas sociales. La frontera entre el mundo físico y el virtual se está diluyendo. Nos relacionamos con nuestro entorno quedando para tomar algo, pero también hablando por WhatsApp, enviando tuits i colgando fotografías de nuestras vacaciones en Instagram.

El sector educativo no es ajeno a esta realidad y, si hace 15 años nos juntábamos en la biblioteca con nuestros compañeros para acabar un trabajo, ahora creamos grupos de trabajo en Slack, compartimos documentos en Dropbox y organizamos foros de debate en Basecamp.

El e-learning sigue esta tendencia y las propuestas cada vez más amplían el ámbito de sus contenidos y de sus foros de debate a las redes sociales más populares. Gracias a esta estrategia, se fomenta la participación, se consolida la creación de una comunidad de estudiantes y crece la repercusión del programa llegando a gente que, aún sin formar parte del curso, puede consumir parte de los contenidos y entrar en las conversaciones. 

2. Formación multiplataforma

Una tendencia que va en orden con los hábitos de consumo actuales. Según diversos estudios, cada día consultamos nuestro Smartphone unas 150 veces. Gracias al crecimiento en prestaciones de estos terminales, los móviles se han convertido en una extensión más de las personas, mucho más cómodos y accesibles que los ordenadores de mesa.

En el sector del e-learning aún no se ha dado el “sorpasso” del móvil al ordenador, pero no tardará. En 2016, el 28% de los usuarios de cursos online accedían a través de sus teléfonos. De hecho, el 13% cursaban sus programas exclusivamente a través de sus terminales. Puede parecer un porcentaje menor, pero la realidad es que el consumo móvil creció un 80% en el periodo 2014-2015.

3. El Big Data en e-learning

Quizás, el campo menos explorado por los desarrolladores de cursos online. El sector tiene ante sí retos en los que el uso del big data puede ser de gran ayuda para detectar usos y patrones de comportamiento de los alumnos. Algunos de estos retos son crecer en el porcentaje de finalización de los programas y adaptar los contenidos y los itinerarios a las necesidades y peticiones de los usuarios.

Con la incorporación del big data, los administradores pueden detectar elementos clave, como puntos de abandono en un curso, contenidos más valorados, patrones de comportamiento de usuarios con perfiles similares, etc. Con estos datos, los desarrolladores tendrán las herramientas para crear programas en línea más personalizados, adaptables y exitosos.

4. Micro-aprendizaje

Otra tendencia relacionada con los hábitos de consumo. Cada vez tenemos menos tiempo y, a la vez, el conocimiento es más y más efímero. La constante evolución tecnológica y de los procesos hace que nuestras capacidades estén en constante riesgo de quedar caducadas. Ante estas dos realidadesel micro-aprendizaje se está imponiendo como opción preferente para muchos consumidores de cursos online.

El micro-aprendizaje ofrece pequeñas píldoras formativas, de un máximo de 15 minutos de duración, centrados en un solo tema o concepto y que pueden estar apoyadas con otros recursos formativos. 

5. El vídeo como formato e-learning

El vídeo ya es el formato educativo prioritario en el e-learning y nada hace pensar que esto vaya a cambiar en un futuro próximo. Según diversos estudios, el vídeo ya representa más de la mitad del contenido publicado en Internet, los estudiantes tienen un 75% más de predisposición a consumir contenido en vídeo que en texto y el formato permite diversos ritmos de aprendizaje.           

Aún está por llegar la alternativa que supere las prestaciones del vídeo como formato para la publicación de contenidos.

El e-learning sigue avanzando, no sólo en crecimiento de mercado, sino también como herramienta esencial para la capacitación y aprendizaje continuo de los trabajadores. Además, las nuevas generaciones de trabajadores, como los millennials, demandan la formación como una de las claves de elegir un puesto de trabajo.

hmk

The Homuork Team