Adaptabilidad: qué es y cómo fomentarla entre tus equipos

Entrena a tu plantilla para responder con agilidad ante las transformaciones que caracterizan el entorno laboral actual, como la creciente automatización de procesos o la expansión del teletrabajo.

qué es la adaptabilidad y cómo fomentarla

¿Te acuerdas de cómo era una oficina hace veinte años? En esa época se usaban agendas de papel, los archivos se guardaban en carpetas físicas y uno se podía llegar a desplazar una media de dos o tres veces al día para asistir a reuniones. Mientras que ahora much_s de nosotr_s recurrimos a calendarios digitales para organizarnos la semana, almacenamos documentos en la nube y celebramos reuniones virtuales diarias con personas que puede que ni siquiera se encuentren en el mismo país que nosotr_s. 

Los avances tecnológicos han supuesto enormes transformaciones para el ámbito laboral. Sin embargo, pensar que solo asistimos a una digitalización masiva de procesos es un error. Detrás de esta digitalización se esconden una serie de cambios sociales, políticos y económicos de los cuales solo hemos visto la punta del iceberg, pero que configurarán el panorama laboral de las próximas décadas. 

Por ello, conviene contar con equipos capaces de afrontar este nuevo escenario que se dibuja ante nosotr_s. Su predisposición al cambio hará que tu empresa pueda responder con una actitud flexible, pero resiliente al entorno volátil. En este artículo te ofrecemos varias fórmulas que puedes usar para entrenar a las personas de tu plantilla en la predisposición al cambio.

Qué es la adaptabilidad  

La adaptabilidad o gestión del cambio consiste en la capacidad de responder con flexibilidad a los cambios que ocurren en el entorno y adaptarse con facilidad a nuevas realidades.  Actualmente es una de las soft skills más demandadas en el mercado.

Esta adaptación puede ser tanto digital, es decir, aquella relacionada con el uso de las nuevas tecnologías; como cultural o social, orientada a trabajar con personas de múltiples orígenes y trayectorias profesionales. La digitalización masiva y la globalización convierten la adaptabilidad en indispensable en nuestros espacios laborales.

Adaptabilidad y gestión del cambio

Conductas asociadas a un perfil predispuesto al cambio 

Existen una serie de comportamientos que identificamos con aquellos perfiles más propensos a encajar los cambios con mayor flexibilidad:

  • Actitud positiva: cuando ocurren cambios en el trabajo, la persona reacciona positivamente ante ellos e intenta adaptarse con naturalidad a la nueva situación.
  • Escucha activa: la capacidad de escuchar atentamente tanto a sus responsables como a sus compañer_s de equipo. De esta manera, cuando le advierten de un cambio y de la necesidad de abrazarlo, lo interpreta como una oportunidad de crecimiento profesional.
  • Capacidad resolutiva: es capaz de solucionar rápida y efectivamente cualquier incidente que pueda surgir durante el desempeño de sus funciones.
  • Flexibilidad: demuestra una mente abierta y encaja en su rutina con rapidez nuevos procedimientos o herramientas de trabajo

Tiempos de cambios: los seis ejes de transformación de nuestra época 

Charles Darwin lo definió muy bien cuando dijo aquello de que no es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio. 

Esta misma frase podemos aplicarla a las empresas: solo aquellas que sean capaces de adaptarse a las características del entorno conseguirán sobrevivir en el mercado. 

A grandes rasgos, existen seis ejes que están transformando el entorno laboral tal y como lo conocíamos hasta ahora. Su importancia nos está empujando a modificar no solo las herramientas que utilizamos o los espacios de trabajo, sino también nuestras actitudes. Por ello, conviene tenerlos presentes:

1. Automatización de procesos

Tecnología como la robótica, la inteligencia artificial o la realidad virtual introducirán aún más cambios en los procesos de trabajo. Seguramente sustituirán muchos empleos con tareas repetitivas que hasta ahora recaían en personas. Por ejemplo, en algunas empresas la primera criba de currículums ya la dejan en manos de softwares desarrollados con inteligencia artificial que discriminan los perfiles que se ajustan a la oferta de los que no en cuestión de segundos. Imaginémonos lo que pueden llegar a evolucionar este tipo de procesos.

Cómo fomentar la adaptabilidad

2. Profesiones emergentes

En contrapunto con el apartado anterior, también se crearán nuevas profesiones. No solamente en el ámbito tecnológico, como aquellas derivadas de la analítica de datos, la inteligencia artificial o la ciberseguridad, sino también en el ámbito sanitario o de hostelería, por ejemplo. Es posible que surjan nuevas especialidades médicas a raíz de la pandemia y es evidente que el sector turístico deberá ajustar su modelo de negocio si quiere sobrevivir en un escenario marcado por la volatilidad e incertidumbre.

3. Ecologismo

La sostenibilidad está en el centro del debate. Por un lado, se acentuará la tendencia de usar procesos ecológicos en la producción de bienes, situando la transparencia como uno de los aspectos más valorados en las organizaciones. En este sentido, empresas del sector textil o del packaging están experimentando grandes transformaciones.

Además, abrazar el ecologismo puede tener repercusiones directas en el urbanismo de las ciudades (y, consecuentemente, en las oficinas), donde es posible que veamos una redistribución de los espacios en la que prime la colaboración y la cercanía con la naturaleza. También las casas experimentarán cambios en su diseño para adaptarse a la expansión del teletrabajo. Así pues, en los próximos años el paisaje urbano podría teñirse de zonas verdes y propensas a la comunidad.

4. Nuevos modelos de trabajo

Aunque el teletrabajo era una tendencia al alza desde hace años, no fue hasta la llegada de la COVID-19 que se generalizó. De ahí que el Ministerio de Trabajo dictase una ley en septiembre de 2020 para dotarlo de un marco jurídico apropiado. 

Asimismo, es muy probable que otras formas de trabajar surjan en las próximas décadas. Una de la que más se habla últimamente es la de la jornada laboral de cuatro días. Empresas como Perpetual Guardian en Australia o la compañía de software DELSOL en España ya han implementado pruebas pilotos con resultados notables.

5. Creciente envejecimiento de la población

Europa tiene uno de los índices más altos de población envejecida. Esta propensión a una vida más larga y en mejores condiciones irá al alza en las próximas décadas. ¿Qué implicaciones puede tener esto en el mercado laboral? A grandes rasgos, una mayor longevidad supondrá un alargamiento de la vida profesional. Así pues, las empresas deben encontrar fórmulas para potenciar al máximo el talento sénior de sus plantillas de manera que sus años de experiencia sean percibidos como un activo de gran valor y un referente para l_s jóvenes 

6. Salud mental y bienestar emocional

La llegada de la COVID-19 ha demostrado la importancia de cuidar la salud mental de l_s profesionales. En el último año la población ha convivido con el miedo a la muerte, el dolor de la pérdida y el estrés por ver las libertades individuales coartadas por sucesivos confinamientos. 

Este malestar tiene una incidencia directa en el ámbito laboral, no solo en términos de productividad, sino también de creatividad, concentración o trabajo en equipo. Por ello, en los próximos tiempos las organizaciones deberán considerar estos factores condicionantes a la hora de construir y cuidar a sus equipos. 

Cómo ser adaptable

Cinco consejos para fomentar la adaptabilidad en tus equipos 

Todas los ejes de transformación que hemos descrito en el apartado anterior conllevan implícitos una serie de cambios de hábitos, rutinas y maneras de hacer que, además, seguirán evolucionando. De ahí que fomentar la adaptabilidad sea tan relevante en este contexto. 

No es tan importante enseñar al emplead_ a usar un determinado software en un momento concreto, por ejemplo, sino más bien darle las herramientas personales de manera que en los sucesivos cambios informáticos que experimente la organización, pueda incorporarlos en su rutina con cierta flexibilidad. A continuación, revisaremos los aspectos a tener en cuenta para crear un clima de adaptabilidad en tus plantillas:

1. Cultiva la curiosidad en la empresa

Una persona curiosa es sinónimo de una persona inconformista. Este perfil es uno de los que aporta mayor valor a las empresas, puesto que es el más creativo cuando aparecen imprevistos. 

Para promover una cultura empresarial con la curiosidad como eje principal puedes llevar a cabo varias acciones: desde crear una biblioteca con libros de temas diversos, hasta disponer de un canal interno para compartir artículos de interés sobre vuestro sector.

Te interesa que la pregunta  y la reflexión sean una constante entre tus equipos. No quieres equipos pasivos con miedo a opinar, sino gente que se atreva a pensar más allá para que cuando llegue una crisis, sepa responder rápido, pero con criterio. 

Adaptabilidad

2. Invierte en la formación de tu plantilla

Es importante que en la empresa se fomente una cultura de aprendizaje o learnability, puesto que aprender es un proceso continuo de readaptación de los conocimientos propios. Implícitamente, estaremos entrenando una mirada abierta hacia los cambios.

Para fomentar un clima de aprendizaje en la organización, puedes establecer un diálogo con tus equipos en el que, por una parte, ellos te expongan sus necesidades o deseos de aprender y, por otra, la empresa ajuste estas necesidades a los objetivos corporativos. 

Puedes promover y facilitar la participación de l_s emplead_s en webinars o cursos online, así como su asistencia a congresos y a eventos de networking. De esta forma, además de sentir que crecen como profesionales, estarán aportando valor a la empresa.

2.  Promueve la inteligencia emocional, la escucha activa y la empatía de tus trabajador_s

Las personas con una mayor sensibilidad para captar las emociones de su entorno demuestran modular mejor su comportamiento según lo requiera la situación.  Dicho de otra manera, su nivel de empatía les permite percibir más acertadamente las emociones de las demás personas y adaptarse a estas para conducir una situación con éxito. 

¿Cómo podemos hacer para fomentar la inteligencia emocional? Generar dinámicas de equipo como team buildings es una buena opción, ya que se crea un contexto en el que l_s miembros del equipo deben coordinarse para conseguir objetivos comunes y, para ello, entenderse entre ell_s, la base de la empatía.

4. Impulsa la motivación personal de cada emplead_

Desde las posiciones directivas debemos conocer cuáles son las motivaciones de nuestros equipos. Puedes plantear  un 1to1 cada semestre con miembros de tu plantilla para conocer las respuestas a preguntas como: ¿por qué te gusta trabajar con nosotr_s?, ¿cómo te ves dentro de unos años en la empresa? o ¿cómo crees que te podríamos ayudar a desarrollarte como profesional? 

Gestión del cambio

 5. Fomenta el mindfulness en tu organización

Para ser flexible a los cambios que están por venir es muy importante estar presente. Al estar en el aquí y en el ahora alejamos cualquier distracción y nos centramos en resolver los problemas del momento. Ergo, somos más propensos a adaptarnos mejor a un entorno nuevo.

La práctica del mindfulness es una de las más extendidas para conseguir que tus equipos alcancen este nivel de focalización. Esta mayor claridad mental permite, además, una mayor concentración, factor clave para comprender profundamente las características del cambio ocurrido.  

Adaptabilidad, la aptitud clave para afrontar los retos laborales

de hoy y de mañana 

Como ves, la capacidad de adaptación de tu empresa es el mayor antídoto que tienes contra la incertidumbre que permea el entorno laboral. Más allá de facilitar el aprendizaje de  nuevos sistemas de trabajo en tu plantilla, estarás entrenando una actitud positiva hacia el cambio. 

Para conseguir esta actitud, es más que recomendable apostar por la formación específica. En homuork hemos desarrollado el microlearning Adaptabilidad y gestión del cambio. Se trata de un curso breve y muy práctico orientado a acompañar a l_s trabajador_s en la curva de cambio. De este modo, contarán con las herramientas para analizar cada etapa desde que aparece un factor desencadenante hasta que creamos una nueva realidad.

Nueva llamada a la acción

 

Bibliografía:

Bea foto pequeña  9 525x525

Beatriz Solivellas Tovías

#Blog - Bienestar laboral

Cómo realizar un onboarding digital eficaz

Tod_s recordamos el primer día de trabajo en una empresa. Este puede llegar a determinar el resto de la trayectoria profesional de una persona en la compañía. Por otro lado, la sensación de novedad puede llegar a ser abrumadora para alguien que acaba de aterrizar en una organización donde le son desconocidos tanto el equipo como las metodologías de trabajo. Afortunadamente, [...]

#Blog - Bienestar laboral

5 ideas para fomentar la sostenibilidad empresarial

“El mundo está despertando y el cambio está llegando, lo queramos o no”. Con esta contundente declaración Greta Thunberg terminaba su discurso el pasado mes de septiembre en la cumbre mundial del clima organizada por la ONU en Nueva York. El cambio climático es una realidad que ya no podemos negar. Lejos de adoptar una posición pesimista, creemos que es una oportunidad [...]

#Blog - Bienestar laboral

Cómo promover la resiliencia en el ámbito laboral

Las personas son el recurso más valioso de las empresas. Por esa razón, en tiempos de Coronavirus es más importante que nunca cuidarlas.   Ante circunstancias difíciles es frecuente sucumbir al estrés, sufrir falta de concentración, reducir la productividad o encontrar dificultades para generar ideas creativas. La resiliencia es el antídoto en contextos donde la adversidad [...]