Burnout laboral: cómo llegamos a quemarnos del trabajo

El estrés es la segundo problema de salud relacionado con el trabajo en Europa. Su cronificación conlleva riesgos psicosociales como el burnout

article burnout
10/01/2018 · The Homuork Team

Entre los imprescindibles de cada año nuevo no puede faltar el listado de propósitos. Algunos de los más habituales son hacer más deporte, comer mejor, dejar de fumar,... La mayoría relacionados con el bienestar personal. Sin embargo, pocas veces nos acordamos de nuestro bienestar laboral y, al final, el trabajo es una parte esencial de nuestro día a día. El descuido de nuestra salud laboral puede llevarnos a situaciones de estrés, ansiedad y, en el peor de los casos, a desarrollar el síndrome de burnout. Lo que popularmente conocemos como “estar quemado”.

Los datos pueden darnos una imagen de la magnitud del problema. Según el Observatorio de Riesgos Psicosociales de la UGT:

  • El 75% de los trabajadores sufre estrés derivado del ambiente laboral.
  • El 16% reconoce trabajar en un ambiente hostil, en el que se producen comportamientos violentos.

La propia Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo indica que el estrés laboral es el segundo problema de salud relacionado con el trabajo más frecuente en Europa tras los trastornos musculoesqueléticos. Una situación que, si se mantiene en el tiempo, puede desembocar en el Síndrome de Burnout.

Las causas del burnout son muy diversas: desde cargas de trabajo inasumible, acumulación de horas extra, falta de control, confusiones en las funciones a desarrollar o convivencia con un entorno laboral inadecuado. Además, aparte de los factores directamente vinculados con el trabajo, las presiones sociales sobre determinadas profesiones también pueden acelerar el proceso de burnout, como es el caso de médicos o profesores.

Sin embargo, no debemos confundir el Síndrome de Burnout con otros riesgos psicosociales derivados del trabajo. Así, el burnout puede ser consecuencia de un estrés crónico, pero una etapa puntual de estrés no debe confundirse con estar quemado. Del mismo modo, podemos estar insatisfechos con nuestro trabajo, ya sea por nuestras condiciones laborales o por el desarrollo de nuestra funciones, pero esta situación no siempre se traduce en burnout.

Las personas que padecen el Síndrome de Burnout se sienten agotadas y quemadas por el simple hecho de tener que realizar su trabajo.

¿Y qué etapas previas pasamos antes de llegar al Burnout? En el curso Prevención del burnout laboral, próximamente disponible en Homuork, tratamos esta cuestión. Te avanzamos algunos puntos clave en esta entrada:

  • Exceso de autoexigencia para demostrar nuestra valía.
  • Incapacidad de desconexión del trabajo y afectación a las rutinas de sueño y alimentación.
  • Abandono de las relaciones y momentos de ocio personal.
  • Negación del problema e irritabilidad.
  • Cambios de comportamiento.
  • Sensación de vacio y depresión.

Estas son algunas de las fases previas antes de caer en el Síndrome de Burnout, y la única manera de prevenirlo es saberlas detectar y poner remedio cuanto antes. En nuestro curso ‘Prevención del burnout laboral’ aprenderás a identificar estos síntomas y aplicar las estrategias de prevención adecuadas para detener el proceso a tiempo. 

hmk

The Homuork Team