Cómo atrapar al público en tus presentaciones

En una ponencia tienes unos pocos segundos para enganchar a tu audiencia. Presta atención a esta primera impresión

Cómo atrapar al público en tus presentaciones
21/09/2016 · Alexandra Maratchi

Si hay un punto crítico en las presentaciones públicas ese es el inicio. Nuestro mayor miedo cuando tomamos la palabra es ser ignorados o, lo que es peor, aburrir. No te vamos a engañar: tienes unos pocos segundos para enganchar a tu audiencia. Si tu entrada no es triunfal, olvídate, los has perdido. En este artículo te proponemos diversas técnicas para ganarte a tu público desde el inicio y salir airoso de tus ponencias.

Estos son algunos de los anzuelos que puedes utilizar. 

1.- Una promesa: plantéate el inicio de tu presentación como la oportunidad para prometer algo que despierte el interés del público. Por ejemplo, “En los próximos 30 minutos te voy a enseñar cómo hacerte rico”. Siguiendo este método generas expectativas con un asunto de interés común para toda la audiencia. Ahora, cuidado con lo que prometes, porque tendrás que cumplir a lo largo de tu presentación.

Si no quieres ser tan explícito, siempre puedes recurrir a una historia que ilustre tu presentación. Siguiendo con el ejemplo de cómo hacerse rico, puedes explicar cómo uno de tus primeros proyectos empresariales te llevó a la ruina y adelantar que durante tu charla explicarás cómo lograste recuperarte hasta el punto de poder llegar a tus actos con uno de los Porsche de tu colección. Con esta estrategia, la audiencia entenderá que les ayudarás a mejorar en ese ámbito.

2.- Sitúa el contenido: se trata de explicar a la audiencia el objetivo de tu conferencia. Si optas por esta estrategia, debes preparar un máximo de 2 o 3 frases que sinteticen bien el contenido de la charla y tenga capacidad de atraer a quien te escucha.

Si tu conferencia trata sobre la construcción de tu marca personal,  podrías optar por un inicio como este: “Hoy os hablaré sobre cómo utilizar las redes sociales para hacer crecer nuestra marca personal y el impacto que una buena estrategia puede tener en nuestro posicionamiento y ascenso profesional”. Con un par de frases hemos presentado el contenido y, de forma indirecta, hemos introducido una promesa que puede despertar la atención de la audiencia. 

3.- Presenta la estructura de la intervención: si prefieres una entrada más conservadora, siempre puedes presentar la estructura de tu intervención. Aquí no es tan importante la temática de la presentación –que el público ya debe conocer- como el cómo.

Es una estrategia muy adecuada si tenemos una estructura muy definida, como un decálogo, una estrategia por fases o claves,… Anúncialo desde el inicio. Os ayudará tanto a ti como a la audiencia para situaros y mantener la expectativa sobre lo que vendrá.     

Utiliza estas técnicas como un seguro para estructurar tus aperturas. Eso sí, ¡no dudes en recurrir a opciones más creativas si tienes la capacidad de hacerlo! En la red encontrarás multitud de conferencias con inicios emotivos, sorprendentes o hasta humorísticos. Sin duda, son los mejores, pero ten cuidado: la frontera entre la creatividad y el ridículo a veces es difusa.

Os dejo con dos de las aperturas de conferencias que más me han impactado por su capacidad de unir emotividad y humor. 

 
Alexandra Maratchi

Alexandra Maratchi

Co-fundadora & Directora General