¿Cómo combatimos la discriminación laboral?

Cada vez son más las empresas que desarrollan planes para el fomento de la diversidad en el trabajo. Sin embargo, muchas fracasan en su aplicación

Cómo combatimos la discriminación laboral
29/09/2017 · The Homuork Team

El informe ‘Innovation, diversity and market growth’ del Center for Talent Innovation aporta uno de los datos más relevantes respecto a la diversidad en el trabajo: los equipos con uno o más representantes del mismo género, etnia, cultura, generación u orientación sexual que el consumidor objetivo de su producto incrementan hasta en un 158% las posibilidades de tener éxito en el mercado.

La diversidad es el gran motor de la innovación, gracias a la variedad de visiones, perspectivas y a la aproximación con varios segmentos del mercado que aportan los equipos inclusivos. Pero a pesar de ser una evidencia para las organizaciones, la discriminación sigue siendo uno de los grandes retos empresariales.

Estadísticas como el ínfimo 4% de mujeres CEO entre las 600 grandes empresas europeas, o el 37% de paro entre las minorías del Reino Unido, o el hecho de que el 70% de los parados de larga duración en España sean mayores de 45 años, o que el 60% del colectivo LGTBI denuncie haber vivido situaciones de discriminación en el trabajo muestran como aún hay un largo camino en la creación de organizaciones inclusivas.

Así pues, ¿cómo combatimos la discriminación laboral? La respuesta es sencilla: diseñando estrategias para el fomento de la diversidad. Miles de empresas tienen planes contra la discriminación. Sin embargo, la consultora McKinsey apunta que el 70% fracasa a la hora de ponerlos en práctica por dos razones principales: no concebirlos como una prioridad corporativa, dilatando en el tiempo la aplicación de las acciones previstas, y la falta de implicación de los cuadros directivos.

Este segundo punto es clave: los estudios muestran como predicar con el ejemplo desde el liderazgo aporta credibilidad a los planes de diversidad y son imprescindibles para su éxito. ¿Y qué define a un líder que fomenta la creación de entornos inclusivos? El informe del Center for Talent Innovation trató de dar respuesta a esta pregunta encuestando a los empleados.

Entre los datos destacados encontramos que el 87% de los trabajadores de empresas con estrategias por la diversidad se sienten acogidos en los equipos del trabajo, mientras que el 74% consideran que sus aportaciones son escuchadas, valoradas y, en muchos casos, puestas en práctica. Además, el mismo porcentaje de trabajadores considera que los líderes de la organización crean un clima favorable para la propuesta de ideas arriesgadas.

El mismo nivel de importancia que la implicación de los líderes está la creación de una buena estrategia para la diversidad. No se trata simplemente de crear un calendario de acciones, sino de elaborar un plan enfocado a objetivos en el que todas las iniciativas tengan un sentido. McKinsey propone cinco preguntas a las que dar respuesta para diseñar un programa inclusivo con altas probabilidades de éxito:

  • Aspiración: ¿Dónde queremos llegar?
  • Evaluación: ¿Cuál es nuestro punto de partida?
  • Arquitectura: ¿Qué necesitamos para alcanzar nuestras metas?
  • Acción: ¿Qué iniciativas tomamos en nuestro plan?
  • Avance: ¿Cómo seguimos avanzando hacia una empresa más inclusiva?

En nuestro curso ‘Diversidad e inclusión en la empresa’ aprenderás a identificar los sesgos discriminatorios que pueden darse en los entornos laborales y los detalles para crear una estrategia efectiva para la creación de contextos inclusivos. 

hmk

The Homuork Team