Cómo el estrés afecta a tu trabajo y a tu salud

El estrés es la segunda causa de baja laboral en la Unión Europea y su gestión supone un coste superior a los 20.000 millones de euros anuales

article estres
08/02/2018 · The Homuork Team

Estrés y trabajo se han convertido en conceptos ligados. Se da por hecho y se trata como si de un resfriado común se tratara. Hay que convivir con él hasta que pase –y esperar a que vuelva, por supuesto-. Pero el estrés no es una cuestión menor. Se trata de la segunda causa de baja laboral más común en la Unión Europea, y su gestión supone un coste de más de 20.000 millones de euros en el continente, incluyendo horas de trabajo perdidas y gastos médicos.

El estrés es la reacción que se desencadena cuando tenemos una percepción de amenaza en nuestro entorno o ante una situación nueva. Los síntomas son el agotamiento y, posteriormente, el desgaste. Pero más importante que conocer los efectos del estrés es saber reconocer las fases que nos llevan a tener estas sensaciones.

En el curso ‘Mindfulness para el bienestar laboral’ encontrarás todos los parámetros que te permitirán identificar la aparición del estrés y combatir sus efectos. En este entrada te avanzamos algunos pasos que puedes seguir.

Las tres fases y los cuatro peligros del estrés
El proceso que desemboca en el estrés empieza con una primera fase de estimulación. Durante esta fase, nuestro cuerpo y nuestra mente reacciona ante la amenaza percibida y se activan a nivel fisiológico para hacerle frente.

Si en esta primera fase no logramos solucionar el elemento estresor, pasaremos a la fase de la resistencia, que suele desencadenar la fase final de agotamiento, que es donde llega lo que conocemos como estrés.

No debemos confundir los momentos puntuales de estrés con la generación de un problema que puede afectar a nuestra salud. Todos pasamos por situaciones laborales que hacen saltar las alarmas. El problema llega cuando nuestro mecanismo de emergencia se activa con demasiada frecuencia o con una gran intensidad. Convivir con el estrés conlleva riesgos para nuestra salud y, como no, reduce notablemente nuestro rendimiento laboral y afecta a nuestras relaciones laborales.

Identificamos cuatro peligros principales originados por el estrés:

1.- Agotamiento y desgaste tanto físico como mental. Las etapas de estrés suelen conllevar problemas de insomnio e hiperestimulación.

2.- Cambios en los hábitos alimenticios. Por una parte, se pierde el apetito y, para saciarnos, acabamos consumiendo comidas más calóricas, lo que ocasiona problemas gastrointestinales

3.- Cambios emocionales. Aparece el mal humor, por lo que la interacción con otras personas suele ser agresiva o elusiva.

4.- Reactividad. Por último, tendemos a actuar sin pensar en las consecuencias de nuestros actos.

Reacciones adaptativas y reactivas
No todo son malas noticias: el estrés es perceptivo y conlleva un componente subjetivo, por lo que podemos llegar a controlarlo a través de estrategias adaptativas y conscientes, que aplicamos para recuperar el equilibrio. Esto es, por ejemplo, ir a dormir antes si estoy cansado o hacer ejercicio para sentirme mejor.

Sin embargo, tendemos a responder al estrés con acciones reactivas. Así, acabamos tomando más café de lo habitual cuando estamos cansados, y optamos por la comida rápida para cubrir nuestras necesidades alimentarias, en lugar de cuidar nuestra dieta.

El estrés es una de las fases que lleva a lo que conocemos como ‘quemarse’ en el trabajo o ‘Burnout’. Con el MOOC ‘Prevención del Burnout laboral’ aprenderás a detectar los síntomas y a intervenir en las primeras etapas del proceso.  

hmk

The Homuork Team