Design thinking aplicado al proceso de aprendizaje en las empresas

La CEO de Learning Lovers, Leticia Lafuente, describe el proceso del Design Thinking aplicado a la formación

DesignThinking aplicado al proceso de aprendizaje en empresas
20/03/2017 · Leticia Lafuente

Design thinking es una metodología que trata de resolver necesidades reales mediante ideas creativas e innovadoras. El término proviene del mundo del diseño de productos en la industria y se lleva a cabo mediante equipos de profesionales multidisciplinares que tratan primero de comprender la necesidad del cliente desde distintos puntos de vista, para luego proponer una solución en forma de prototipo. Este prototipo se presenta al cliente, con el fin de observar su comportamiento mientras lo utiliza y aprender así de esta interacción. La información obtenida se utiliza luego para mejorar la solución propuesta.

Teniendo en cuenta esta definición, ¿cómo podemos aplicarla al modelo de aprendizaje? Desde el design thinking o “pensamiento de diseño”, se parte de la idea de que los cambios no necesariamente deben ser impulsados desde las organizaciones. Los tutores y las personas que aprenden en las organizaciones también pueden transformar el proceso de aprender. ¿Cómo? a partir de varios elementos:

  • Contenidos: El tutor de un curso formativo impartido en una institución o empresa puede acercarlo a los intereses particulares de las personas a las que está formando. Para ello, el tutor debe invitar a los profesionales a exponer cuáles son sus inquietudes o actividades personales fuera del ámbito laboral, para acercar los contenidos del curso a esas actividades.
  • Espacios: Los espacios determinan la interacción entre las personas, la forma de comportarse en ellos y el tipo de c que capacitación que puede tener lugar allí. Podemos transformar el espacio para propiciar el aprendizaje colaborativo. Mejorar la comodidad del espacio donde se aprende o habilitar espacios antes dedicados a otros usos en la empresa, como la zona de descanso, puede ofrecer resultados sorprendentes. Abrir los espacios de modo que se facilite la movilidad, habilitar mesas grandes para el trabajo en común o zonas dedicadas a la creación colaborativa, como paneles, rollos de papel o corchos donde volcar ideas, puede ayudar a la co-creación de contenidos o al volcado de soluciones para satisfacer las necesidades de aprendizaje identificadas.
  • Herramientas y procesos: En organizaciones estructuradas donde los procesos están bien definidos, no suele replantearse la forma de funcionar para incluir mejoras. Los horarios, los sistemas de participación y la evaluación pueden ser valorados para adaptarlos a las necesidades de quienes aprenden.
  • Sistemas: En grandes corporaciones, puede plantearse el intercambio de conocimiento entre empleados de distintas zonas geográficas, o bien de departamentos distintos, para que compartan conocimientos que en algún momento pueden interesar a ambos. Además, es posible invitar a los empleados a participar en procesos de i+D para la mejora de la formación en las instituciones.

La metodología del Design Thinking aplicada al aprendizaje

Si tomamos los pasos en los que se basa la metodología de Design Thinking (entender y observar, definir, idear, prototipar y testear), veremos que son fácilmente adaptables a las fases del aprendizaje (descubrimiento, interpretación, ideación, experimentación y evolución). Vamos a verlo:

  1. ​Entender y observar: Consiste en comprender el desafío o problema de nuestro cliente mediante la observación y la investigación del mismo mientras actúa frente al problema. 
    Aprendizaje y descubrimiento: Ante un desafío específico, comprensible, factible y bien definido, deberemos decidir cómo abordarlo. Para ello, trataremos de comprenderlo mediante la formulación de preguntas abiertas y prepararemos una investigación de campo para conocerlo mejor. Podremos inspirarnos en todo lo que tenga que ver con el objetivo de aprendizaje, prestando especial atención a su contexto. Nos basaremos en la opinión de los expertos.
    Ejemplo: Si queremos aprender sobre técnicas de negociación en la empresa, podremos identificar las técnicas existentes, formularemos preguntas sobre su funcionamiento, fases y resultados, investigaremos las mejores prácticas que existen sobre estas técnicas y nos basaremos en la experiencia de expertos en el tema.
  2. Definir: Una vez recopilada la información en el paso de observación, deberemos filtrarla, analizarla e interpretarla con el fin de obtener conclusiones que ayuden a definir mejor el problema e identificar mejor las posibles soluciones.
    Aprendizaje – Interpretación: Con la información almacenada en la fase de Descubrimiento, deberemos realizar una correcta interpretación de los datos. Para ello, podremos narrar una historia que ayude a explicarla y compartirla con otros, podremos agrupar las historias compartidas por temas y buscar la conexión existente entre estos temas. Es necesario vincular lo aprendido con el objetivo de aprendizaje  y expresarlo mediante esquemas o mapas conceptuales. Estos esquemas pueden expresar una sucesión cronológica (paso a paso), un conjunto de categorías superpuestas (diagrama de Venn), una representación de valores (eje de coordenadas) o una representación de conexiones (mapa de relaciones). Servirán para buscar el sentido de la información o formular las oportunidades que brindan los datos disponibles.
    Ejemplo: Podríamos contar una historia donde dos profesionales de distintas empresas llevan a cabo una negociación empleando una técnica seleccionada. Agruparemos distintas historias en función de las técnicas de negociación empleadas en cada una y representaremos visualmente las técnicas mediante una sucesión paso a paso con las fases a seguir en cada técnica. Esto nos ayudará a visualizar el significado, el contexto y las etapas de cada una.
  3. Idear: En esta etapa se trata de obtener el mayor número de ideas posible que dé solución al problema definido en las etapas anteriores, para luego seleccionar las que sean más ajustadas a dar solución al reto o problema tratado.
    Aprendizaje - Ideación: Crearemos ideas nuevas o bien redefiniremos ideas anteriores con el fin de convertirlas en oportunidades para aprender. Al generar estas ideas, no las juzgaremos, podremos apoyarnos en ideas anteriores o expresarlas mediante dibujos y aportaremos cuantas más mejor. Al definir las ideas, les daremos un título, las describiremos en una frase y explicaremos su finalidad, sus necesidades y el valor que aportan. Para seleccionar las ideas más válidas, nos fijaremos en cuáles pueden llevarse a la práctica de forma realista.
    Ejemplo: A partir de la información recopilada de las técnicas de negociación existentes, idearemos nuevas fórmulas o variantes de las técnicas de negociación estudiadas que se adapten a las necesidades reales de nuestra empresa.
  4. Prototipar: Esta etapa consiste en crear un prototipo que dé forma a la idea o ideas seleccionadas en la etapa anterior.
    Aprendizaje - Experimentación: Se trata de construir las ideas creadas o redefinidas en la etapa anterior, mediante la construcción de prototipos con los que realizaremos experimentos para obtener feedback. Para materializar un prototipo, identificaremos las necesidades del proceso de elaboración del mismo (materiales, plazos, financiación y equipo); crearemos un storyboard con viñetas de imágenes y textos sencillos, basándonos en lo que ocurrirá en el futuro; imaginaremos un anuncio ficticio de ese prototipo y crearemos la maqueta del prototipo, a partir de la cual generaremos un modelo real; buscaremos entonces a un grupo de personas que experimenten con el prototipo y les lanzaremos preguntas abiertas sobre su experiencia.
    Ejemplo: Podremos crear un storyboard donde se defina el proceso de negociación ideado, pidiendo a distintas personas que representen esta negociación en un entorno lo más cercano posible a una situación real. 
  5. Testear: Consiste en entregar el prototipo al cliente para observarle mientas lo utiliza y entrevistarle para obtener la mayor cantidad de información posible, que luego se empleará en mejorar el prototipo.
    Aprendizaje - Evolución: Ante la información obtenida en los experimentos, intentaremos crear una nueva solución o haremos evolucionar el prototipo creado. Se hará un seguimiento de lo obtenido con ese prototipo (mediremos su éxito e impacto), documentaremos el proceso, celebraremos los logros conseguidos y planificaremos las tareas pendientes.  
    Ejemplo: Revisaremos nuestro storyboard en función de los resultados obtenidos en la representación anterior y planificaremos los pasos siguientes a dar para revisar los cambios en la práctica y medir su efectividad.

Frente a una teoría homogénea, recibida de forma pasiva por los empleados y medida a través de tests estandarizados, el design thinking permite a los profesionales implicarse de forma activa en su aprendizaje, acercar el conocimiento teórico a sus necesidades o inquietudes reales y participar de forma creativa en la búsqueda de soluciones innovadoras a las necesidades de capacitación detectadas.

Learning Lovers

Leticia Lafuente