Entrevista a Mar Gayà: igualdad de género en el trabajo

La experta en políticas de igualdad analiza las fases para implementación de una estrategia contra la desigualdad en el trabajo

Entrevista a Mar Gayà igualdad de género en el trabajo
29/07/2016 · Alexandra Maratchi

La aplicación de políticas de igualdad en las empresas es una necesidad, no solo por el avance que supone hacia una sociedad igualitaria, sino por imperativo legal. Desde la creación en 2007 de la Ley para la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, las empresas españolas con más de 250 trabajadores tienen la obligación de diseñar e implantar un plan de igualdad.

En esta entrevista, la consultora en implantación de políticas de igualdad, Mar Gayà, da algunas pistas para encarar el diseño de un plan de igualdad y hace un retrato de las diferencias laborales que aún se dan hoy entre hombres y mujeres

Estos son algunos de los puntos que Gayà desgrana en la entrevista.

La necesaria fase de diagnóstico

Un plan de igualdad no puede nacer de la nada. Su objetivo es crear un traje a medida para que hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades en la organización. Para lograrlo, es necesaria una fotografía estática de la empresa.

El diagnóstico debe analizar la cultura organizativa de la compañía e, inevitablemente, debe incluir un estudio demográfico, con el total de mujeres y hombres en plantilla, su situación laboral, su posición departamental, el tipo de jornada y contrato con el que cuentan y el nivel de estudios que acreditan. Finalmente, se analizarán los procesos de selección, promoción, formación de trabajadores y las políticas retributivas.

En definitiva, el diagnóstico debe contar con un análisis tanto cuantitativo como cualitativo en el que también se pueden añadir puntos como la existencia o no de una comunicación inclusiva –tanto verbal como visual- y de un plan de prevención del acoso sexual en el trabajo, por ejemplo.

La situación en España, hoy

Según Gayà, la realidad actual en España es que las empresas, aunque presenten un equilibrio numérico entre géneros en plantilla, la presencia de mujeres trabajadores van en declive a medida que se sube en la escala jerárquica. Para la experta, esta segregación vertical es una realidad en casi todas las compañías.

Los estereotipos como primera barrera

Desengañémonos: seguimos vinculando el poder a la masculinidad. Esta es la principal dificultad para la promoción de mujeres a puestos de responsabilidad. Gayà entiende que estos estereotipos afectan incluso a la valoración del trabajo entre unos y otros. “A un hombre se le promociona por su potencial, por lo que puede llegar a hacer, mientras que a una mujer se le exige que demuestre qué es capaz de hacer. El nivel de exigencia hacia las mujeres es mucho más elevado”.

Reformas por ley

Si en pleno 2016 las mujeres ganan un 24% menos que sus compañeros en una misma posición, es evidente que aún queda camino por recorrer. Las empresas son reticentes al cambio, por lo que Gayà apuesta por imponer las reformas por la igualdad de género en el trabajo a través de la legislación. “Las cuotas de igualdad están normalizadas en los países nórdicos. Es la manera de lograr comités directivos igualitarios. Esto solo quiere decir que, a igualdad de competencia profesional la empresa escogerá a la persona del sexo subrepresentado”.

Descubre cómo aplicar políticas de igualdad en la empresa y casos ejemplares en nuestro curso Igualdad de género en la empresa

Alexandra Maratchi

Alexandra Maratchi

Co-fundadora & Directora General