Formación bonificada: todo lo que necesitas saber en 2021

La consolidación del aula virtual como principal medio para las formaciones o la prórroga de la flexibilidad de plazos de inscripción durante el 2021 son algunas de las novedades aprobadas por FUNDAE

formación bonificada

La formación bonificada es una de las mejores herramientas que tienen a su alcance las empresas para cultivar el talento de sus equipos. La crisis sanitaria en la que seguimos inmersos ha acentuado esta necesidad y convertido en urgente la búsqueda de soluciones. En este sentido, las compañías que sean capaces de actualizar las habilidades de su plantilla tendrán las de ganar en un entorno tan volátil como el que dibuja la COVID-19. 

FUNDAE es la organización encargada de fomentar y coordinar la ejecución de políticas públicas de formación. Con el ánimo de apoyar a las empresas en estos tiempos tan difíciles, han decidido prorrogar las medidas extraordinarias sobre formación bonificada del año pasado durante todo el 2021. En este artículo, te explicamos cuáles son, así como las novedades introducidas respecto al 2020. ¿Te interesa potenciar la formación corporativa de tu empresa en los próximos meses? Sigue leyendo.

Repasemos: ¿qué es la formación bonificada?

La formación bonificada es un sistema mediante el cual las empresas pueden financiar parcialmente recorridos de aprendizaje para sus equipos para mejorar su competitividad. 

El porcentaje de financiación por parte de la organización se calcula según el número de trabajador_s que componen la plantilla. Suele oscilar entre el 5% y el 40%. Las empresas de menos de cinco trabajador_s están exentas de cofinanciar las acciones formativas. 

pexels cottonbro 3943716

Para que la realización de un curso sea bonificable, l_s estudiantes apuntad_s deben, al menos, realizar un 75% del control de seguimiento, así como cumplir con el 75% de las horas del tiempo de conexión establecido según el curso.

Novedades de la formación bonificada en 2021 

En el último año, el Gobierno de España ha puesto en marcha varias medidas para paliar los efectos de la pandemia en el tejido empresarial. Tal vez la más conocida sean los ERTES, pero no es la única. En materia de formación bonificada también aprobaron regulaciones que permiten la continuidad de las formaciones durante el estado de alarma.

El 25 de diciembre de 2020, el BOE publicó una resolución en la que se prorrogan durante todo el 2021 las medidas extraordinarias sobre formación bonificada.

A continuación, resumimos cuáles son esas medidas con sus correspondientes novedades respecto al año pasado.

1. El aula virtual se mantiene

Al inicio del estado de alarma, el Gobierno determinó que los formatos virtuales fueran considerados equivalentes a la formación presencial. Para ello, debían cumplir ciertos requisitos, entre los que destacaban: que fuera una educación síncrona, es decir, en tiempo real; que se desarrollara mediante un medio electrónico como Teams o Zoom y que hubiera una persona de contacto a la que consultar en todo momento. Todo esto se mantiene en la nueva ley.

pexels karolina grabowska 4491461

Sin embargo, se añade un nuevo matiz: la aceptación  del aula bimodal. Esto implica que se acepta el supuesto de una formación en la que el o la docente imparte una clase presencial con una parte de los alumnos en el aula física y la otra conectada online.

2. Plazos de alta de cursos más flexibles

Como bien sabemos, la COVID-19 dificulta planificar a medio y largo plazo. En cualquier momento, el contagio de l_s docentes o la modificación de las restricciones pueden hacer tambalear nuestro calendario.

Por ello, con la llegada de la pandemia, el plazo de comunicación de alta de un curso se acortó de 7 a 2 días antes del inicio de la formación, lo que supuso que los trámites de gestión fueran mucho más ágiles. 

La ley del pasado 25 de diciembre amplía este apartado e indica que cualquier cambio relativo a la cancelación o modificación de horarios, día de impartición del curso o lugar de ejecución pueden ser comunicados hasta un día antes. De nuevo, para agilizar la puesta en marcha de los cursos. 

3. Comunicación fluida con las empresas

Como gran novedad, FUNDAE  ha creado un servicio de acompañamiento a empresas de menos de veinticinco trabajador_s para orientarlas en la gestión bonificada. De esta manera, las pequeñas empresas, donde muchas veces no existe departamento de Recursos Humanos, pueden plantear preguntas de manera más directa y obtener una respuesta más ágil.

4. Acceso a la formación a l_s trabajador_s en ERTE

Al igual que el año pasado, las personas afectadas por la suspensión temporal de sus empleos tendrán acceso a las formaciones bonificadas mientras estén fuera de sus puestos de trabajo. Todo esto, siempre y cuando el o la trabajador_ no se encuentre en deuda con la Seguridad Social. 

Apuesta por una formación segura, digital y bonificada 

Garantizar que tus equipos tienen acceso a formaciones de manera segura, que les permitan actualizar y ampliar conocimientos en estos tiempos de cambio, repercutirá positivamente en su desarrollo profesional y en el crecimiento de tu organización.

En homuork disponemos de un amplio catálogo de cursos online que puedes bonificar a través de la FUNDAE. Tus emplead_s podrán acceder a formaciones digitales, atractivas e inteligentes de la manera más cómoda y en el menor tiempo posible. 

Nueva llamada a la acción

Bea foto pequeña  9 525x525

Beatriz Solivellas Tovías

#Habilidades y productividad

Las 5 soft skills más valiosas en 2021

Las soft skills o habilidades blandas son las “características generales que ayudan a las personas trabajadoras a desarrollarse en su lugar de trabajo, sin importar su grado de experiencia, rol o industria”, tal y como las define la empresa Workable, especializada gestión del talento.   En los últimos años, las soft skills (también denominadas habilidades sociales puesto [...]