¿Hacia donde se encaminan los MOOC?

El servicio personalizado y el enfoque hacia las empresas marcan el ritmo en el sector de la educación online

Hacia donde se encaminan los MOOCs
17/10/2017 · The Homuork Team

Con más de 6850 cursos en marcha, 700 universidades de los cinco continentes involucradas y 58 millones de estudiantes, los MOOC han dejado de ser una tendencia para convertirse en la opción prioritaria para la formación online y una alternativa ya no tan secundaria a la tradicional educación presencial. Su protagonismo también es más que relevante en el mundo corporativo. Según el informe 'Future Workplace', el 44% de l_s responsables de Recursos Humanos están interad_s en la aplicación de MOOCs en sus organizaciones. En otras entradas hemos repasado algunas de las tendencias que marcarán el futuro de los MOOC. Esta vez, nos detenemos para analizar el momento actual del sector.

Menos masivos, más personalizados

Masivo es la primera definición relacionada con el acrónimo MOOC. La idea inicial de este formato de educación online era ofrecer cursos en los que pudieran participar miles de estudiantes a la vez. Para lograrlo, se ofrecían los programas una o dos veces al año, provocando que tod_s l_s interesad_s se inscribieran a la vez.

Pero el sector ha evolucionado. Tal y como indica el artículo ‘Monetization Over Massiveness’ de EdSurge, las plataformas más actuales están transformando su modelo, pasando de la clásica publicación anual o bianual de cada curso a un formato inspirado en servicios como Netflix o Spotify. Esto es un catálogo con una oferta de cursos siempre disponible para que l_s usuari_s puedan elegir qué formación quieren hacer y cuándo quieren cursarla.

El resultado de esta operación es el cambio de cursos absolutamente masivos a programas con un goteo constante de participantes. Las comunidades son más reducidas, pero el porcentaje de participación y finalización resulta más elevado. Por otra parte,  los ratios de satisfacción de l_s usuari_s, que no se ven forzados a cursar sus MOOC en un periodo establecido, crece.

Business friendly

En el amplísimo catálogo de MOOC, las temáticas relacionadas con los negocios y habilidades para el trabajo siempre han tenido una presencia muy destacada. De hecho, en 2016, el 40% de los cursos lanzados estaban relacionados con estas temáticas, con especial presencia del sector tecnológico.

Sin embargo, el enfoque hacia el sector productivo de los MOOC no solo se refleja en la tipología de cursos ofertados, sino también en la redirección estratégica que están tomando algunas plataformas. En el último año, Coursera, Udacity y FutureLearn han anunciado la creación de espacios exclusivos para empresas, diferenciando su contenido del catálogo general.

El objetivo de estos movimientos es responder a un sector productivo cada vez más demandante de MOOC, pero también abrir un espacio para la monetización de los cursos a través de certificaciones propias que las compañías están dispuestas a pagar. 

Al margen de estos espacios business friendly, las empresas siguen firmando acuerdos de colaboración ad hoc más que relevantes con las plataformas de MOOC. Coursera y Google, por ejemplo, colaboran en la formación no universitaria de futur_s programador_s ID. Un programa vinculado al proyecto Grow with Google en el que también participan como Bank of America, PNC Bank o L'Oréal.

La marca cosmética ha apostado también por los MOOC como formato para la formación de 1.000 directivos en la estrategia digital de la compañía y ha implementado un plan de educación continua para el crecimiento laboral junto a General Assembly que ya cuenta con la participación de más de 14.000 emplead_s. 

En España, la situación no es diferente. De hecho, muchas empresas ven en los MOOC una oportunidad para la actualización y el reciclaje profesional, estimulada por la opción de acceder a los programas de formación bonificada. Una opción también aplaudida por l_s trabajador_s. Sin ir más lejos, nuestr_s alumn_s dan una puntuación media del 8,17/10 a los programas lanzados desde Homuork. 

Productores regionales

En sector de los MOOC sigue comandado por los operadores clásicos. Coursera sigue liderando el sector por volumen con un total de 1700 cursos activos, por los 1300 de EdX y los 480 de FutureLearn.

A pesar del dominio de estos actores, la industria se está fragmentando gracias a la aparición de múltiples productores de MOOC regionales, capaces de romper la hegemonía del inglés como lengua vehicular en las formaciones y de responder mejor a las demandas propias de cada lugar. Podemos encontrar multitud de ejemplos, como las plataformas XuetangX, en China, o Miríada X, en América Latina, que cuentan con millones de usuari_s. Espacios como SWAYAM o Edraak han seguido su ejemplo en la India y en África, mientras que en Europa incluso se han llevado a cabo iniciativas con respaldo institucional, como el EduOpen lanzado por el gobierno italiano. 

Cada vez más universidades

La implicación de las universidades en el desarrollo de los MOOC es innegable desde los mismos inicios del sector. De hecho, el primer programa de este tipo salió de la Universidad de Stanford.

Los años pasan y la apuesta de las universidades por este formato no deja de crecer. Según el informe ‘State of the MOOC 2017’, el año pasado el número de instituciones académicas superiores con algún MOOC en marcha pasó de 570 a 709, lo que supone un crecimiento del 24%. Muy superior al 5% de incremento en proveedores no vinculados a universidades. 

hmk

The Homuork Team