La importancia de tener tu negocio online en la era del marketing digital

El e-commerce elimina barreras geográficas, temporales e intermediarios para llegar a nuestro cliente final

La importancia de tener tu negocio online en la era del marketing digital
15/02/2017 · The Homuork Team

En este blog te hemos explicado diversas estrategias de marketing digital para posicionar mejor tu marca en un entorno online. Trabajo en redes sociales, planificación de la transformación digital, crear contenidos de interés… Y, sin embargo, nunca hemos entrado en un debate central: ¿necesitamos que nuestro negocio esté online? Más aún, ¿hasta qué punto necesitamos un e-commerce?. Pensemos qué tipo de compras hacemos por internet: productos de moda, ocio, electrónica, pero también productos del supermercado, comercios y, si tenemos una empresa, seguro que encontraremos proveedores que ofrecen sus productos y servicios en la red.

¿No todo el mundo puede estar equivocado, verdad? El e-commerce es una herramienta fundamental en nuestra estrategia de marketing digital. Estas son algunas de las ventajas de tener nuestro negocio online.

1.- Contacto directo con el consumidor

Internet es la vía de comunicación más directa con nuestros potenciales clientes. Sin intermediarios, solo la red. No importa si te dedicas a la fabricación de telas, a la distribución de alimentos o a la venta de sellos para coleccionistas. La apertura de un e-commerce te permitirá mantener la conexión con tu cliente desde el primer contacto hasta el mismo momento de la entrega del producto y el servicio post-venta ya sea a través de la propia web, redes sociales, correo electrónico, etc.

No se trata de una cuestión menor. En sectores como la alimentación o la venta de materias primas, la intervención de un intermediario puede llegar a encarecer los productos hasta un 500%.

2.- Imaginación en la creación de ofertas

La desaparición de intermediarios también nos da el control absoluto tanto sobre el producto como sobre su comercialización. ¿Qué supone esta libertad? Que podemos tirar de imaginación para atraer a nuevos clientes a través de ofertas interesantes. Y no solo de precio, sobre el que no podremos decidir del todo si no somos los productores.

Internet está repleto de ofertas con packs de productos, descuentos de final de temporada, precios imbatibles durante un periodo restringido,… el límite lo marca nuestra imaginación y las posibilidades tecnológicas. De nosotros depende aprovechar esta libertad que internet ofrece para conseguir nuevos clientes que de otra forma nunca habrían llegado a ti.

3.- Conoce a tus clientes

El gran valor para un comerciante es saber cómo es el usuario al que trata de vender sus productos. Tener esta información le daría ventaja a la hora de ofrecerle los servicios que más se adaptaran a sus necesidades, e internet nos da la opción de tener estos datos. Tenemos a nuestra disposición herramientas que nos permiten rastrear la actividad de nuestros usuarios, ofrecerles crear listas de productos favoritos y calcular su presupuesto medio por compra. En definitiva, conocerles mejor, sabes sus gustos y hábitos de consumo antes de hacerles llegar una oferta. Incluso, gracias a plataformas como Hubspot o SalesForce, podemos tener todos nuestros clientes y partners ordenados en un mismo lugar, gestionar oportunidades y comunicaciones con ellos y tener en una misma plataforma todas las herramientas necesarias para que nuestros equipos de marketing y ventas trabajen juntos y sean más eficientes.

Toda esta información nos será de gran utilidad para crear una base de datos que nos permita “hacer target” a nuestra clientela, segmentarla y, finalmente, lograr una mejora en nuestras ventas. 

4.- Elimina las barreras geográficas

Si tenemos una tienda física lo habitual es que levantemos la persiana y confiemos las ventas a las personas que pasan por el lugar. Sin duda, una estrategia cercana y satisfactoria, pero el e-commerce te permite incrementar tu base de clientes hasta el infinito. Eso sí, deberás asegurarte de tener un buen servicio de mensajería para hacer llegar tus productos a cualquier parte del mundo.

La internacionalidad no es un simple mantra del e-commerce vacío de contenido. Las ventas internacionales representan el 41% del negocio online, con un 35,2% de pedidos procedentes del extranjero. Pero no te engañaremos. No todo es tan fácil como traducir la web y esperar resultados. Necesitarás investigar los mercados a los que quieras llegar, la competencia que encontrarás  y el potencial exportador de tus productos en el lugar. Sin embargo, los resultados bien valen un esfuerzo.

Si después de leer esta entrada has llegado a la conclusión de que necesitas abrir tu propio negocio online, consulta este cuadro con algunas de las principales herramientas para desarrollarlo. Trasladar tus conocimientos de marketing a lo digital es vital para adaptarse a los tiempos que corren, aprovechar las oportunidades que ofrece internet debe ser un objetivo clave para tus Brand managers.

hmk

The Homuork Team