Onboarding plan de Homuork

Los procesos de aterrizaje planificado -u onboarding- de nuev_s trabajador_s son una herramienta eficaz en la retención del talento y una integración más efectiva en las dinámicas sociales y laborales de la empresa

Las empresas cada vez dedican más tiempo e inversiones a las estrategias en Recursos Humanos. En concreto un 7% más de presupuesto al año, según los datos de la consultora RRHH Abastare.  Y uno de los ámbitos con más campo por recorrer es el del aterrizaje y adaptación de los nuev_s trabajador_s. Hasta hace unos años, las marcas delegaban íntegramente este proceso a l_s propi_s emplead_s, que debían arreglárselas para integrarse en sus equipos y familiarizarse con las herramientas y métodos de trabajo.

Estos procesos de integración no planificados tienen consecuencias nefastas sobre la retención del talento, y no se trata de una cuestión menor si tenemos en cuenta que, según un estudio de CIPD, el 20% de l_s emplead_s pasan por algún tipo de transición laboral cada año.  Según un estudio de The Culture Works, las estrategias de aterrizaje de un solo día causan que solo el 4% de l_s nuev_s contratad_s acaben su primera jornada convencid_s de querer quedarse en la empresa. 

Para mejorar este aspecto, desde Homuork llevamos años desarrollado un onboarding plan basado en tres objetivos: 1) mejorar la entrada y adaptación de los_s nuev_s trabajador_s, 2) acompañarl_s durante su primer año en la empresa y 3) recoger las experiencias para introducir mejoras constantemente. Un plan estratégico que lleva funcionando en modo piloto en Homuork desde 2015 pero que está diseñado para su inmediata aplicación al entorno de nuestros clientes. 

Un aterrizaje inclusivo

El onboarding plan que hemos desarrollado está pensado como un viaje de un año, dividido en siete fases para cubrir todas las etapas del proceso de aterrizaje a la nueva realidad empresarial. Todo empieza en los días previos a su incorporación, cuando la nueva persona empleada recibe una serie de claves de acceso para que pueda realizar su trabajo y un ‘welcome pack’ con material corporativo y un pasaporte que le marcará los objetivos relacionales que deberá cumplir durante el proceso. Ya en la empresa, el plan facilitará su integración propiciando encuentros con sus nuev_s compañer_s y actividades conjuntas, como la grabación del vídeo de su primer día, en el que explicará tanto su primera impresión como sus expectativas como nuevo miembro de la empresa.

El viajes seguirá a lo largo del año con sesiones 1to1 del trabajador con sus compañer_s y actividades que le ayudarán a visualizar su crecimiento. Tras sus primeros doce meses en el equipo, el empleado podrá rescatar el vídeo que grabó en su primer día con un doble objetivo: analizar el contraste entre lo que esperaba de su primer año en la empresa y lo que finalmente ha sido, y aportar su experiencia a la empresa para revisar las fortalezas y debilidades de un onboarding plan que está diseñado para ser un proyecto vivo

Un plan costumizado

En Homuork sabemos que la aplicación de un onboarding plan supone una mejora en la retención del talento y en la integración y rendimiento de l_s trabajador_s. Numerosos estudios así lo demuestran.  El informe ‘Onboarding New Employees: maximizing success’, de la SHRM Foundation asegura que un proceso de aterrizaje avanzado mejora la efectividad del contratad_ un 11,5% e impacta directamente en la fidelidad, ya que el 69% de l_s emplead_s que pasan un onboarding así superan los tres años en la empresa.

Por eso hemos generado un plan de aterrizaje adaptable y preparado para aplicarlo casi al instante, para que cualquier empresa que quiera mejorar el proceso de entrada de sus nuev_s trabajador_s tenga una herramienta efectiva, en constante evolución e intuitiva en su uso y acceso.

Cliente

Homuork

Año

2017

homuork4