Por qué la discriminación laboral lastra tus resultados económicos

Las empresas inclusivas crean entornos más diversos y con mayor capacidad para la innovación, lo que repercute en los resultados

Diversidad e inclusión laboral
31/08/2017 · The Homuork Team

Según los datos del CIS, el 20,9% de la población española sufre algún tipo de discriminación en el trabajo, ya sea por nacionalidad, por sexo, por edad o por cualquier otra cuestión. Cifras que se traducen en salarios más bajos, peores horarios, trabas en la promoción e incluso el despido.

La configuración de empresas inclusivas no solo es una obligación legal, sino también una oportunidad para mejorar el rendimiento económico de las compañías. Así al menos lo demuestran diversos estudios. 

Más mujeres directivas, mayor rendimiento

La discriminación por motivos de sexo es uno de los más recurrentes en entornos empresariales. Hasta un 9% de los trabajadores aseguran haberla sufrido, según la misma encuesta del CIS. Y todo a pesar de que está demostrado que el incremento de la presencia de mujeres en puestos directivos mejora el rendimiento económico de las compañías.

Pongamos cifras: un estudio del Peterson Institute for International Economics apunta que las empresas con al menos un 30% de ejecutivas tienen hasta un 15% más de beneficios que las que no llegan a estos porcentajes.

Aún así, hay pocas empresas que lleguen a este nivel de representación femenina en sus cúpulas directivas. La mujeres solo ocupan el 19,38% de los puestos directivos en las empresas del Ibex 35, muy lejos del 30% que la Comisión Nacional del Mercado de Valores marcó como objetivo para el 2020.

¿La explicación a esta ínfima representación podría estar en el nivel de estudios de las mujeres? Para nada. En 2015, el 43% de las trabajadoras contaban con formación universitaria, por solo el 36% de los hombres en activo. 

Mejores resultados para las empresas diversas

Algo similar ocurre en la comparación entre las empresas con mayor y menor diversidad racial. Según el gobierno del Reino Unido, la tasa de empleo entre la población blanca es del 75,6%, mientras que la misma estadística cae hasta el 62,8% en el caso de las minorías étnicas.

No es algo exclusivo de los británicos. En España contamos con un 14% de población extranjera, más dos millones de ciudadanos de origen foráneo pero con nacionalidad española. Sin embargo, ni una de las empresas del Íbex-35 tiene un solo dirigente procedente de minorías étnicas.

La no integración de las minorías étnicas en entornos laborales no es solo un síntoma de sociedades con carencias en la inclusión, sino también un lastre económico. El propio Reino Unido reconoce que la baja empleabilidad de las minorías impide un crecimiento de la economía nacional valorado en 24.000 millones de libras.

Por su parte, el informe Diversity Matters muestra como el 25% con mayor diversidad racial en su plantilla mejoran en un 35% los resultados de las menos diversas.

¿Y a qué se debe esta relación entre diversidad y rendimiento empresarial? La explicación es sencilla. Las empresas que fomentan contextos inclusivos construyen entornos con mayor variedad de culturas, de lenguajes y de puntos de vista; impulsan grupos heterogéneos, capaces de llegar a soluciones más creativas e innovadoras ante los problemas, y, finalmente, multiplican el compromiso de sus trabajadores, que se sienten integrados.

En Homuork creemos firmemente que la inclusión en las empresas fomenta el bienestar laboral y, a su vez, el rendimiento de los trabajadores. Es por eso, que en las próximas semanas lanzaremos el curso ‘Diversidad e inclusión en el trabajo’, manteniendo nuestra firme apuesta por la transformación social de empresas y organizaciones.

hmk

The Homuork Team